Contáctanos

Telemedicina Chile

Consultar a un médico por videollamada o por otros medios virtuales es una práctica cada vez más común. Si estás finalizando tus estudios en medicina, lee este artículo para conocer todas las novedades sobre el futuro de tu profesión.

¿Qué es la telemedicina?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la telemedicina o teleconsulta como la atención a distancia de un profesional a un paciente utilizando las tecnologías de la información y la comunicación. Así como se popularizó el teletrabajo en las oficinas, la medicina no es ajena a los cambios y las transformaciones digitales de los últimos años. 

A partir de la pandemia de COVID-19, donde el aislamiento no permitía asistir a los hospitales, los médicos se vieron en la necesidad de reconvertir su vínculo con los pacientes a través de las consultas online.

Beneficios de la telemedicina

Tanto para el paciente como para el médico, hacer una consulta a través de pantallas cuenta con múltiples aspectos positivos:

  • Responde dudas y consultas rápidamente.
  • Evita desplazamientos y elimina las grandes distancias, especialmente para quienes viven alejados de los centros urbanos.
  • Permite mayor comodidad y flexibilidad.
  • Disminuye los tiempos de espera habituales en los consultorios.
  • Optimiza lo que posteriormente será una consulta presencial.
  • Ayuda a la disminución de la propagación de enfermedades infecciosas adquiridas en el hospital.

¿Cómo funciona la telemedicina?

Herramientas tecnológicas

La telemedicina pone a disposición diferentes alternativas para conectarse. Se caracteriza por reunir aplicaciones sincrónicas (en tiempo real) y asincrónicas (en tiempo diferido). Algunas de ellas son:

  • Videollamada: permite que el médico y paciente se relacionen en tiempo real.
  • Monitoreo remoto de pacientes (RPM): se trata de dispositivos para revisar los niveles sanguíneos o presión arterial a distancia.
  • Portales en línea: permite enviar y recibir mensajes con los centros de atención médica, agendar consultas, solicitar recetas e información.

Consultas más frecuentes

La telemedicina no sustituye a la consulta presencial, pero es una gran ayuda en numerosas situaciones:

  • Controles periódicos en pacientes crónicos.
  • Molestias menores que requieran orientaciones o definición de estudio.
  • Controles preventivos para adelantar la etapa de solicitud de exámenes.

Algunas de las consultas más factibles de hacer mediante telemedicina son:

  • Problemas respiratorios.
  • Psiquiatría y salud mental.
  • Dermatología, aquellas condiciones de la piel que puedan ser evaluadas visualmente.
  • Monitoreo remoto de la presión arterial, ritmo cardiaco y enfermedades del corazón.

Retos para la telemedicina

Si bien está en auge, la telemedicina aún debe resolver algunos aspectos, como la brecha digital con los adultos mayores y con las poblaciones rurales. En este sentido, se requiere un cambio cultural que vaya adoptando estas medidas para que sean provechosas para la totalidad de los pacientes. Todavía queda un camino por recorrer para que se use masivamente.

¿Ser médico es tu propósito? 

En Tesis y Másters estamos para ayudarte a cumplir tu sueño profesional. Redactamos, asesoramos y corregimos tu trabajo académico de la mano de los mejores expertos en cada disciplina. ¡No dudes en contactarnos! Completa el formulario y un asesor se contactará contigo.

Volver
Siguiente

Tendencias